Vivienda pareada para 2 hermanas

A la hora de enfrentar el proyecto la primera decisión importante fue llevar a cabo una reordenación de las parcelas para conseguir una mejor orientación. La propiedad tenía tres parcelas con orientación este/oeste que querían convertir en dos. Con el fin de conseguir el mayor  soleamiento posible en ambas viviendas se modificó la orientación de las mismas. Como resultado se obtuvieron dos  parcelas, de alrededor de 15 m cada una de frente con orientación sur y 35 m de fondo. El siguiente paso fue adecuar la volumetría de la vivienda para lograr la captación solar en todos los espacios vivideros. Para ello, se introdujo un patio abierto para lograr orientación sur en el fondo de la parcela y, , se fragmentó el volumen en tres prismas, dos de los cuales, los del fondo, se elevan para mejorar su captación solar.

Criterios bioclimáticos de implantación de la vivienda (esquema de una de las viviendas)

En el diseño arquitectónico de la vivienda se tomaron en cuenta los criterios bioclimáticos por lo que se redujeron los huecos a norte y se potenciaron los del sur para lograr la correcta captación solar. Estos huecos se protegen del sol mediante voladizos calculados para permitir el acceso solar en invierno.

Para comprobar el acceso solar de todas las estancias y como herramienta de apoyo al diseño de las viviendas se llevó a cabo un estudio de soleamiento con el software Ecotect Analysis:

Rango de sombras para el 21 de Diciembre

El siguiente paso fue simular la vivienda planteada con el software Design Builder para comprobar que el diseño era el correcto. Además, se llevó a cabo una simulación pasiva y otra activa para comparar la vivienda pasiva planteada frente a otra igual pero planteada con un sistema constructivo que cumplía estrictamente el CTE. Este estudio sirvió para acabar de convencer a los clientes para que apostaran por una construcción pasiva:

Simulación energética de la viviendas CTE vs PASIVA. Comportamiento pasivo (izq) y activo (dcha)

La simulación energética permitió definir la caracterización constructiva óptima de la envolvente de las viviendas estableciendo grosores de aislamiento y propiedades térmicas de las ventanas, así como necesidades de protección solar. El resultado es una vivienda con una demanda de calefacción entorno a 12 kWh/m2año y una demanda de refrigeración 14,5 kWh/m2año. Para la correcta definición constructiva se estudiaron los puentes térmicos mediante el software Therm.

Detalle constructivo de cerramiento y cubierta

En cuanto a los sistemas activos, la vivienda cuenta con un sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo con un recuperador de calor que permite ahorrar energía relacionada con la ventilación de la vivienda a la vez que se mejora la calidad del aire interior. Por otro lado, la instalación de una bomba de calor aerotérmica climatiza la vivienda mediante un suelo radiante refrescante en los espacios vivideros y radiadores de baja temperatura en los baños. Esta instalación genera además el ACS necesaria para la vivienda. El sistema se complementa con la colocación de un panel solar térmico en cada vivienda para la generación de ACS ya que, debido a la baja demanda energética lograda en la vivienda, no se han encontrado en el mercado bombas de calor aerotérmicas que cumplan los requisitos impuestos por el CTE para evitar la colocación de dichos paneles solares.

Avenida de la Osa Mayor 15 - Madrid 28023 - 630761062 - ulargui@positivelivings.com

  • Instagram - Círculo Blanco